Disfrute Cervecero

Anmarie Camacho: “Con una cerveza te puedo ser todoterreno”

Por: Alexis Correia

, , , , , , ,


Chica Polar Anmarie

Una animadora de TV no usa desinfectante de baño. Un futbolista no toma refresco. ¡Esa Chica Polar no bebe cerveza, no tendría el abdomen plano!, se escucha con frecuencia a los desconfiados que enjuician los avisos publicitarios. Pero ella, por supuesto que sí, bebe cerveza e incluso enumera los contextos específicos en que se desenvuelve la presunta falacia: un estadio de béisbol al estilo del “Antonio Herrera Gutiérrez”, una playa no tan colmada del Litoral Central y una típica reunión familiar de domingo en Barquisimeto en la que nunca falta el dominó, la música criolla y una asadura de chivo con arepa. Y por si acaso, lo deja bien claro: no es la única del efervescente clan.

Pequeñita pero cervecera, la larense Anmarie Camacho debutó en 2016 como heredera de la dinastía de las Chicas Polar Pilsen, tan o más importante ya que la de las portadoras de la corona del Miss Venezuela, y todo llegó como consecuencia natural de una tradición familiar. “Tomar cerveza no tiene nada que ver con tener una lipa o dejar de lucir una silueta esbelta. En todo momento lo puedes hacer, si hay una buena alimentación y un plan de actividad física. Soy de Barquisimeto y el tercio de Polar siempre ha estado presente en las ocasiones especiales. Consumo responsable se refiere no solo a proteger la vida de terceros, sino saber que todo en exceso hace daño. ¿Dejar de tomarme mi cerveza y de celebrar con mi familia por perder la figura? Esa no existe”, sentencia la conductora del programa Vitrina en Televen.

En casa de los camachos el Dominó combina con una Polar

Pasa a pintar el cuadro de esos saraos domingueros en casa de los Camacho a los que Anmarie se integra cuando puede darse una escapadita de sus compromisos en Caracas, y en los que alcanza el séptimo cielo cervecero. “Se hace parrilla y se juega dominó, y la lado de una partida de dominó, indefectiblemente hay una Polar Pilsen. Los más expertos son mi mamá y mi sobrino de 14 años, aunque yo también juego, y considero que bastante bien.

Colocamos una pizarra y allí vamos anotando los zapatos (partidas en las que dejas en blanco a tu pareja rival). Lo primero que quiero cuando llego a mi casa es una asadura de chivo, un plato de mi tierra: no puede faltarle la arepa. Aunque muchas otras comidas también combinan con una Polar, por ejemplo unos tequeños o un pabellón. En general soy de gastronomía criolla. Mi núcleo familiar es pequeño, pero llamamos familia a los amigos. Desde los 12 años fui miembro activo de una comunidad católica, hice muchos amigos y mi mamá los trata como hijos. Mi hermana cuando llega dice: Si hay mucha gente en la casa, es que Anmarie está aquí”.

Agarre dato. Así se toma una cerveza una Chica Polar Pilsen: “Yo te puedo ser todoterreno. Me gusta súper, súper, súper fría y que la sepan servir bien para que quede perfecta la huellita de la espuma. Pero si toca tomármela directo de la botella, lo hago sin problema. A veces la ocasión amerita salirse del protocolo. Como chica Polar y como talento de Televen, tengo mucho contacto con el público. ¿Cómo voy a despreciar la bebida que me ofrecen, sea en jarra, vaso, un poco caliente o directo de la botella? Es el gesto lo que valoras, lo disfruto como sea”

Hasta recuerda la primera vez que jugó con la muñeca rubia: “Era un cumpleaños en Barquisimeto. Tenía 17 años, casi 18, estaba bajo la supervisión de mis padres y me mataba la curiosidad. Y dije: Mami, ¡yo quiero probar!. Ella me respondió como si fuera una bebé: ¡Pero solamente probar!No le pegó tanto el nuevo sabor ignoto y temperamental, “porque estaba demasiado fría. Vengo de una ciudad muy calurosa y allá casi que te la sacan del congelador, con la botella cubierta de escarcha”.

Y tiene una consentida. “Por supuesto que he tomado Ice o Solera, pero la Pilsen la reconozco con los ojos cerrados. Cada vez que puedo bajo al litoral central. Voy mucho a Playa Escondida. ¿Y qué te puedes tomar ahí, un vino? ¡No combina para nada! En la playa la cerveza es ideal. Y ahora que estamos en temporada de béisbol, recientemente fui a un Leones-Cardenales en Barquisimeto, hacía mucho calor y me tomé mis buenas Polar Pilsen. Aunque haya rivalidad entre aficiones, igual ves a la gente celebrando, echando broma, compartiendo y brindando”.

Jura que jamás se la ha subido a la cabeza la espuma de ser una Chica Polar. “En mi carrera siempre me he puesto metas a corto, mediano y largo plazo: graduarme de comunicadora y de publicista, trabajar en la televisión y ser imagen de Polar Pilsen. Llevaba tres años participando en el casting. Es un privilegio, una responsabilidad muy grande, y la tienes que asumir con humildad.

No es mostrar un cuerpo, sino enaltecer el gentilicio de la mujer venezolana. Por aquí han pasado Norkys Batista, Norelys Rodríguez o Ly Jonaitis. ¿Cómo no voy a querer estar ahí?”, dice la portadora de dos tatuajes cerca de sus manos, uno que dice “Free” (libre) y un diseño que incluye un corazón, unas palomitas que simbolizan la libertad y un número 15, su cifra cabalística, entre otros motivos, por el año en que se supo seleccionada para una de las vacantes abiertas por Andrea Matthies, Yuvanna Montalvo, Hannelly Quintero e Ivanna Vale dentro del calendario de 2016.

Y si todavía quedaba alguna duda, Anmarie la despeja: “¿La modelo que toma cerveza? Claro que ocurre, te lo podemos decir todas las Chicas Polar que estamos este año. Celebramos, compartimos y tomamos cerveza felices”.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenido a Combina con una Polar