Disfrute Cervecero

¿Por qué hay una edad mínima para beber alcohol?

Por: Marianela Mata García

, , , ,


Por qué es importante no tomar antes de los 18 años

Cuando estamos creciendo hay familiares que nos dicen que es importante aprender a beber, tal vez tuvimos alguna charla en el liceo sobre los efectos del alcohol o incluso vimos campañas en los medios que hablaban del consumo responsable. Pero aun así no tenemos claro por qué es importante no tomar antes de los 18 años o qué pasa exactamente si lo hacemos.

Para empezar hay que tener en cuenta que el cuerpo todavía está en crecimiento durante la adolescencia y los efectos del alcohol pueden tener un mayor impacto en su desarrollo, especialmente en el cerebro. El Dr. Gerardo Tálamo, psicólogo y Asesor Científico de Cerveceros Latinoamericanos, la organización que agrupa la industria cervecera latinoamericana, explica que generalmente los cuerpos de los jóvenes pesan menos y tienen menos agua en el organismo, lo que hace que se concentre en mayor cantidad el alcohol en la sangre. Esto es importante porque el alcohol se diluye en el agua que tiene nuestra sangre.

También nos explica que el cuerpo en esas edades tiene menos enzimas en el hígado de las necesarias para poder metabolizar las bebidas alcohólicas y eso los hace más sensibles a sus efectos. A esto se suma que si eres mujer, genéticamente, tienes aún menos enzimas para procesar el alcohol que un hombre debido al hecho de ser más pequeñas y con menor cantidad de agua en el cuerpo, estas dos características hacen que las mujeres tengan más cantidad de alcohol en su sangre que los hombres, aunque hayan tomado lo mismo.

Pero hablemos de los principales riesgos de tomar alcohol antes de los 18 años:

  • Estudios de los Archivos de Medicina Pediátrica y Adolescente comprobaron que el consumo de alcohol a temprana edad y con regularidad está relacionado al riesgo de desarrollar dependencia alcohólica en la adultez.
  • Cuando bebes se alteran los sentidos y tu percepción visual-espacial se ve comprometida. Es decir, no puedes coordinar adecuadamente tus movimientos; por lo cual incluso caminar se hace una tarea difícil; de allí los tropiezos o caídas.
  • El consumo excesivo de alcohol en la adolescencia puede afectar el desarrollo de tu cerebro en zonas como el hipocampo que trabaja en la capacidad de memoria y aprendizaje. Esto puede afectar el rendimiento estudiantil del adolescente.
  • La investigación más reciente en Neurociencia ha encontrado que el alcohol también altera el área de la corteza prefrontal, la que controla las conductas, reflexiones, impulsos y los procesos cognitivos. Lo que explica esos errores de juicio que se tienen bajo el efecto de las bebidas alcohólicas. Esa es la parte del cerebro que tarda más en madurar y el alcohol puede afectar su desarrollo e impedir que el adolescente alcance el nivel óptimo de su capacidad de razonamiento y la capacidad de tomar decisiones adecuadas.
  • Si el consumo es muy extremo puedes sufrir un coma etílico.

Tálamo señala que hay estudios que han mostrado que el cerebro no está completamente desarrollado hasta pasados los 20 años y por eso se corre más riesgos de inhibir el desarrollo de algunas partes del cerebro al consumir alcohol a temprana edad. Así que lo más recomendable es no consumir alcohol antes de los 18 años y tener un consumo responsable después de la mayoría de edad.

Ahora que sabes cómo el cerebro se ve afectado por el alcohol, puedes leer algunas razones para no excederse al tomar.

Compartir

Comentarios

Bienvenido a Combina con una Polar