Disfrute Cervecero

La sazón de Mercedes te llevará a la memoria gustativa

Por: Marianela Mata García

, , , , ,


Mercedes Oropeza entrevista combina con una polar

La cocina de Mercedes Oropeza es cocina venezolana, “para nadie es un secreto que yo cocino con los libros de Don Armando Scannone, pero es una cocina honesta y de casa porque yo cocino con lo que consigo.” Así define Mercedes su arte culinario y en sus acciones lo representa: llegas al restaurante Amapola a media tarde y puedes conseguirla sentada en una mesita sacando hojitas de perejil, sin uniforme y saludando a los amigos que pasan por ahí.

Con una vocación que nació a temprana edad, Mercedes siente que debe ese interés en la gastronomía venezolana a sus dos abuelas, una llanera y la otra oriental, quienes vivían cerca de ella y se encargaban de alimentar a la familia durante todas las reuniones, esos dos estilos de cocina la incentivaron para aprender y plasmar esa tradición en su trabajo.

Ese cariño y honestidad es lo que busca transmitir a cada persona que visite su restaurante o pruebe su comida, por eso con toda sencillez expresa: “tú dirás: ¿qué ciencia tiene una crema de auyama? Pero, dependiendo de cómo esté hecha… te lleva a una memoria gustativa, te conecta con un sentimiento.”

Mercedes Oropeza estudió Artes en la UCV porque su papá le decía que tenía que tener un título, pero llegó hasta el sexto semestre y como no podía cuadrar los horarios de clases con los de los cocineros no siguió, así que, desde el 83 está, como dice ella, “echándole pichón a la cocina”. Para la época, en Venezuela no existían escuelas de cocina y, como por cosas del destino, cuando se iba a estudiar al exterior, no pudo hacerlo así que decidió quedarse aquí.

“Tú tenías que salir a la calle a quemarte las pestañas y aprender”. Por eso en sus comienzos trabajó en el Hotel Tamanaco en una pasantía de 6 meses que terminó extendiéndose a 2 años y luego en Le Petit Bistró de Jacques, donde aprendió la técnica francesa y el vocabulario, siguió su formación en muchos otros sitios pero, una de sus mejores experiencias de aprendizaje fue con Armando Scannone y Magdalena Salavarría, con quienes trabajó en el Libro Amarillo de cocina criolla. Mercedes aclara que, para ella, es importante conocer las raíces culinarias y luego las técnicas, eso es lo que le ha permitido convertir clásicos de la gastronomía venezolana en un plato gourmet.

Tradiciones de casa y cultura cervecera

Sobre la cultura cervecera en Venezuela nos comenta que, desde hace un tiempo, se ha dado la oportunidad de probar las cervezas con platos del país y no sólo las comidas españolas de tasquita, “puedes ir a una feria gastronómica y tomarte dos o tres frías mientras vas probando distintos platos y eso a la gente le encanta”.

Mercedes nos recomienda la cerveza para acompañar comidas con mucho sabor como las que tienen ají dulce o limón, pero sabe que todos asociamos una buena birra con carne por lo típico de las parrilladas. Confiesa que no suele beber mucho, mayormente en ocasiones especiales, pero que “en el mercado siempre van las cervecitas para la visita”, ya es parte de su tradición gracias a la cultura cervecera que les brindó su padre, quien probaba cada presentación nueva que aparecía en el mercado y se las enseñaba tratando de explicarle las diferencias.

De su Restaurante Amapola nos dice: “todos los platos de nosotros se combinan con cerveza, o sea, son perfectos porque como es cocina venezolana tiene lo dulce, lo picante, lo salado”, puedes combinar con abrebocas como el tequeño o las croquetas de asado negro. De los platos principales recomienda la polvorosa caraqueña, el pescado a la plancha, la pechuga rellena, todos sus platos son simples pero concentrados en su propio sabor y dice que por eso combinarán perfectamente con la cerveza. En cambio, su recomendación para disfrutar en casa de una combinación perfecta es hacer un ceviche o un vuelve a la vida, el primero realizado con limón o alguna fruta cítrica y el segundo con tomate. Es una opción fácil de preparar porque compras un pescado, picas cebollas y la combinas con ají, le echas limón y ya tienes el ceviche.

Existen muchas combinaciones para disfrutar con la cerveza, pero Mercedes explica que queda muy bien con todas las cosas criollas como una empanadita por su fritura o cosas crocantes como las alitas de pollo, mejor si las horneas que queden tostaditas y las bañas con una mermelada de ají dulce.

Como dice ella, “para mí, la cocina venezolana es la que se hace con los productos del país”, y eso es lo que está haciendo con su último proyecto: la heladería, La Principal, con la cual ofrece helados artesanales con toppings criollos como melcochas, coquitos, dulce de higo, torta burrera, entre otros, y la que espera poder convertir en franquicia para llevar ese sabor a todo el país con su cocina honesta y de casa, como la que nos recuerda a la cocina de la abuela, de mamá o las tías… a la tradición gastronómica venezolana.

Para saber en qué anda Mercedes, puedes seguirla en sus redes sociales Twitter y en Instagram

Foto de Mercedes: Roberto Mata

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenido a Combina con una Polar