Polar y tú

Lo mío es Polar

Por: MANUEL RODRIGUEZ

,


Señores lo mío es Polar. Como cosas de la vida uno desde pequeño ve a sus padres y los imita, mi padre como buen trabajador y luchador siempre llevaba su cerveza para tomársela en casa, la negrita es con la que siempre lo recuerdo. Crecí con ese sentido y sensación de confort al ver a mi padre tomarse una cerveza polar bien fría un viernes al llegar a casa.

Luego uno comienza su vida, emprende, descubre un mundo y busca placeres. Para mí, como los placeres de mi padre, es el tomarme una cerveza, tal vez un cambio entre aquella costumbre y la mía es que prefiero una Solera; pero cada vez que puedo me tomo mi polarcita sintiéndome igual de satisfecho.

Crecí tomando Polar y la verdad no quiero otra cerveza, así ha sido siempre; lo que ha significado que parezca el quisquilloso del grupo pues, a veces, si no hay Polar no tomo. Por lo que los amigos de toda la vida y yo nos esforzamos en buscar nuestra Solera o una caja de Cervecería Polar, nada más, porque simplemente lo demás no es igual, no sirve y no te da esa tranquilidad al tomarse una Polar.

Por lo tanto he disfrutado y sigo disfrutando de mi Polar y es de allí que digo que “lo mío es Polar”. Gracias por tanto… Saludos… Totales.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenido a Combina con una Polar