Disfrute Cervecero

3 recomendaciones sencillas para disfrutar más de la cerveza

Por: Jesús Montero

, , ,


Recomendaciones para disfrutar más la cerveza

La mayoría de las veces en que se nos pasa por la mente la idea de la cata o degustación de un producto lo vemos como algo reservado sólo para iniciados, conocedores expertos que tienen unas técnicas secretas y, por lo tanto, ajeno a nosotros. Lamentablemente, de tanto repetirnos este mito lo creemos, y nos perdemos la experiencia de disfrutar a fondo de bebidas como la cerveza que tienen tantos secretos por descubrir para los que apenas si necesitas experiencia o preparación.

Por eso te comparto tres pequeñas cosas que puedes hacer para disfrutar más de tu cerveza.

1. Prepara una reunión en la que abras varios tipos de cerveza. Ya sabemos que la fidelidad a nuestra cerveza favorita es parte de nuestra personalidad pero ¿quieres saber de cerveza? Toma 3 o 4 tipos diferentes, organiza una reunión con varios amigos, busca lápiz y papel y pruébalas. Sirve cada una por turnos, pueden comer pan o casabe entre una y otra para limpiar el paladar y no piensen en impresionar con adjetivos rebuscados sobre lo que están probando, limítense a anotar sus impresiones en sus propias palabras (por eso no le decimos cata, la idea no es ni comparar ni valorar, sólo describir para abrir el paladar).

2. Juega con la temperatura. ¿Te gusta la cerveza muy fría? Perfecto, así es bastante refrescante pero no sabes de los sabores y sensaciones que podrías estarte perdiendo por siempre tomarla a la misma temperatura. La próxima vez que vayas a disfrutar una birra sírvela a una temperatura que te funcione como referencia. Luego abre el mismo tipo de cerveza unos grados más caliente y luego otra más fría que la primera. ¿Viste como la espuma, el amargor y la impresión final que deja en tu boca cambian? A veces incluso una misma cerveza la desearás a una temperatura diferente por la comida con la que la combinas o porque quieres matizar alguna de sus características.

3. Descubre las diferencias de vasos, jarras y copas. Por su versatilidad, la cerveza puede ser tomada desde su propio envase o un vaso de plástico hasta la más fina cristalería pero ¿sabe igual? Toma un vaso, una jarra con mango y una copa de vino tinto y sirve la cerveza. Rápidamente verás las diferencias en la espuma, en la apreciación que puedas tener de su color y al tomarla porque, por ejemplo, mientras en la copa y la jarra puedes mantener tu calor corporal alejado del líquido, en el vaso no y eso te obliga a tomar previsiones como servirla bastante más fría.

Son tres recomendaciones muy fáciles de poner en práctica pero si lo haces sin duda habrás avanzado más en tu conocimiento de cultura cervecera.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenido a Combina con una Polar