Disfrute Cervecero

Urrutia: Para rebañar hasta la última gota de salsa

Por: Vanessa Rolfini

, , ,

polar-tasca-urrutiaCasaUrrutia-1871

La culinaria española en Caracas es popular, a todos gusta. Tal vez sea consecuencia de la influencia cultural, afinidad en el carácter o la numerosa colonia radicada en Venezuela. Dentro de ese universo, los vascos conforman uno de los grupos menos numeroso, pero son famosos porque les gusta comer bien y viajan con sus ollas a donde quieran que vayan. Como bien dijo alguna vez el chef catalán Santi Santamaría “su larga historia, la pasión con que el pueblo la vive la convierten en una de sus señas de identidad indiscutible. (…) Admiro de veras el fervor que siente este pueblo por sus productos y su recetario”.

La mayoría de las cartas de restaurantes españoles en Venezuela la conforman ofertas similares, es casi imposible separar una región de la otra, donde reinan paellas, tortillas, callos y chistorras. Los únicos que han mantenido fidelidad regional de su culinaria son los vascos, que en muy pocas ocasiones hacen concesiones, y hasta para un venezolano una cosa son restaurantes de cocina española y otra los de cocina vasca, ganados plato a plato por los fogones del Costa Vasca, Casa Urrutia, el Urrutia y el desaparecido Bar Basque.

polar-tasca-urrutiaCasaUrrutia-2013

En el caso del restaurant Urrutia lleva más de cinco décadas en la esquina de Los Manguitos de la avenida Solano, desde que Adolfo Urrutia emprendió este comedor, en el que ha trabajado toda la familia, que con el paso de los años se ha mezclado con otras nomenclaturas hispanas y latinoamericanas. Medio siglo le ha ganado una clientela fiel, por lo que es común escuchar y ver la familiaridad con la que tratan mesoneros y cocineros a muchos comensales.

Otra diferencia importante es que no se trata de un sitio para ir a tapear, su carta es austera en dichas opciones, más concebidas como entradas o primeros platos porque la mesa del Urrutia está hecha para sentarse a comer, pedir una refrescante cerveza, que dadas las circunstancias actuales se convierte en una compañera de mesa insuperable, porque bien acompañará sus elecciones de principio a fin.

En este caso, las recomendaciones son sencillas, cervezas suaves para platos delicados y las más amargas para platos contundentes, ricos en salsas y los más grasosos. Por ejemplo, una entrada que le llevará a rebañar el aceite que queda en el plato son los langostinos al ajillo, jugosos, muy gustosos, cocidos en su punto exacto, que pueden ir de la mano de pimientos verdes fritos o pimientos de piquillo rellenos de pescado. En todos esos casos una Pilsen le sienta bien, porque no competirá en sabores, ni le restará su lugar a los sabores principales, pero no se dejará apabullar ni se resignará al rol de mirona de palo.

polar-tasca-urrutiaCasaUrrutia-1962

Cuando llega el momento de los platos fuertes la recomendación es plantarse por los clásicos de la casa, que bien le han merecido la fama ganada, como el mero en salsa verde, el marmitako, las cocochas – nunca están en la carta por lo que hay que preguntar con disimulo y en voz baja -, el bacalao a la Vizcaína, que como consecuencia de las restricciones en las importaciones, el pescado ha sido sustituido por mero, pargo o róbalo, cuya salsa sin duda es un guiño de identidad y tradición irrefutable.

En una ciudad como Caracas donde sentarse a la mesa se ha convertido en un acto casi de fe, se agradecen los lugares donde las garantías de comer bien sean reales.

La comida en Urrutia sigue tan buena como siempre, bien elaborada, con oficio, ingredientes de calidad, impecablemente servida, con esa pasión que los vascos impregnan a sus condumios. Los precios no son económicos, pero bien valen el gusto y el hecho que terminará la comida limpiando los platos a punta de trocitos de pan y si no sufre de pudor, chupándose los dedos.

 


 

Dirección: Av. Francisco Solano, Esq, Los Manguitos. Sabana Grande. Teléfono: 753.04.48. Horario: Lunes a sábado de 12m a 10pm / domingos 12m a 5pm. Cuenta con Estacionamiento / Valet Parking.

Fotos: Roberto Mata

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenido a Combina con una Polar