Disfrute Cervecero

Pato laqueado en tres platos y par de birras en El Palmar

Por: Grace Colmenares

, , , , ,

el-palmar-polar

La comida china nunca te va a dejar mal y, afortunadamente, Caracas está llena de restaurantes chinos. En esta oportunidad no quise comer el típico arroz especial y cerveza que tanto me encanta, pues quería probar algo distinto de la gastronomía china, por lo que me fui a cenar a El Palmar, ubicado en Bello Monte.

Este Restaurante Chino, no es cualquier sitio, El Palmar cumplió en junio sus 61 años siendo parte de la historia en Caracas, por algo siempre lo recomiendan. Rafael Caldera, Nelson Bocaranda y Otto Reich, por ejemplo, no pueden estar equivocados. Hace casi 3 años los dueños de este restaurante chino, abrió una sucursal en el Centro Comercial Líder, llamado “El Palmar Gourmet”, y hoy ya tienen vistas a internacionalizar su nombre abriendo restaurantes en Panamá y Miami.

Si es la primera vez que vas, como en mi caso, basta con atravesar el pasillo de la entrada para que te detengas a observar la pared que tienen dedicada a los testimonios de algunas personalidades de la política y el entretenimiento que han degustado los platos de El Palmar, y no puedes perder detalles de sus grandes lámparas y una decoración típica asiática.

Por recomendación, me fui a buscar el Pato Pekín o Pato laqueado. Lo ubiqué y enseguida vi que lo presentaban de tres formas, lo suficiente para una comida completa y eso fue que lo que pedimos: pato laqueado con par de birras. Como fui un lunes en la noche, el lugar no estaba repleto, pero tampoco vacío, así que podías escoger con tranquilidad.

¡El pato laqueado fue una total sorpresa! Mientras conversaba con mi acompañante, al fondo, se podía ver al mesonero con un barcito rodante y un pato entero: muy guapo, con la piel dorada que casi podías escuchar el crunchy en tu boca si le metías un mordisco, esperando para deleitarnos.

polar-el-palmarEl Palmar-8626-roberto-mata

Llega el chino a nuestra mesa con un banquete. Lo primero que hace es picar el pato en muchos trocitos. Seguidamente, cuando ya tuvo una cantidad suficiente, preparó unas deliciosas creps, 6 en total, súper simple: la masa extendida, una capa de salsa de ciruelas y una buena porción de pato. Te las sirve y se retira. ¡Son mundiales!

Cuando el chino ve que ya terminaste, se acerca nuevamente a la mesa con su carrito de pato laqueado y te sirve la segunda versión, esta vez en un rico consomé con trozos de pato. Terminas tu sopa y llega el tercer plato: una cama de vegetales y mucho pato laqueado. Ya a estas alturas de la cena hice el esfuerzo y probé al menos algo de esta tercera parte, el olor era delicioso y el sabor mucho más.

Un buen dato que les dejo es que las birras que sirven sí están bien bien frías, no congeladas sino ese frío que todos deseamos cuando pedimos una cerveza. Los precios están muy bien, tal vez un poco más que el promedio de los restaurantes chinos, pero créanme que vale la pena y la atención es perfecta, la mayoría de las veces te consigues con su propio dueño, Henry, la tercera generación de la familia Moy, él se encarga de ofrecer y recomendar los mejores platos del restaurante de acuerdo a tu gusto, cree que no hay mal restaurante, sino mala recomendación.

Otro de los secretos de El Palmar es que es casi un restaurante familiar, los responsables de la cocina son los mismos chefs y socios, primos de los dueños, es por eso que en tantos años su comida conserva el mismo sabor y calidad que sus clientes reconocen.

Si después de esta historia te entusiasmas y pasas por un pato laqueado y unas cervezas. Cuenta tu historia.

 


El Palmar

Dirección: Av. Leonardo Da Vinci, adyacente a la Plaza Abraham Lincoln.
Horario: Lunes a domingo, de 11:30 a.m. a 10:00 p.m.
Estacionamiento: tiene varios puestos, tanto en el local como en los alrededores.

Fotos: Roberto Mata

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenido a Combina con una Polar