Disfrute Cervecero

Como comer en el llano pero en Las Tres Esquinas de Caracas

Por: Rosneli Jiménez

, , ,


Tres esquinas en Los Palos Grandes

Complacer los antojos que nos dan estando en Caracas pareciera no ser tan fácil, hasta que se nos viene a la mente un lugar como Las Tres Esquinas.

Era de esos días en que se te hace agua la boca pensando en un plato: Bistec de Solomo. “¿Dónde almuerzo que se adapte a mi bolsillo y que calme mi hambre?” fue mi pregunta, y salió la mente maestra de esa pana de la oficina que siempre almuerza conmigo, ¡vámonos a Las Tres Esquinas! Y nos fuimos.

Si has comido ahí, sabes por qué fue una opción ineludible, pero si no tienes ni idea de qué hablo, se trata de la Arepera – Restaurante 24 horas que hace honor a su nombre tomando tres esquinas de la 4ta Avenida de los Palos Grandes. Algunos usan como referencia Parque Cristal “está al lado”, otros dirán: “ahí, en Los Palos Grandes, un poquito más arriba de la torre de seguros” o si no tienes carro, “te quedas en la estación Miranda y caminas.”

Como yo estaba cerca, me fui caminado. Al llegar me conseguí a un par de conocidos, uno trabaja por la zona y el otro aprovechó que le queda en el camino, dejó su carro en el pequeño estacionamiento del lugar, compró y siguió. Yo, después de un saludo rápido me fui a una mesa.

Benlliny de las tres esquinas
Benlliny

Lo que me gusta de este lugar, además de su comida, es que te puede trasladar a esas veces en que te paras a mitad de la carretera, yendo a los llanos, para comer un tentempié.
No es un lugar lujoso, sino con simpleza en su estructura, un poco tosca como el espíritu de un llanero, con esa madera imponente en la entrada al estilo de la colonia, la luz tenue bastante agradable que acompaña los gigantes cuadros de vacas y terneros, mucho llano. Pero no es sólo lo bien que te sientes por el ambiente, también recibes buena atención, algo que siempre se agradece.

En fin que, volviendo a mi antojado almuerzo, pedimos los platos y una cerveza. Comer con cerveza es bastante común en este restaurante donde hay una esquina para todos, la familiar: con mamá, papá, hijo, un par de abuelos o tíos abuelos, esa mesa llena de cachapas, carne a la parrilla, papitas fritas; el grupo con compañeros de trabajo que decidieron celebrar un cumpleaños, con esos calderos caseros llenos de una sopa que le activa el alma a cualquiera y una fría en mano para brindar antes de volver a trabajar.

hervido en las tres esquinas

Mi bistec de solomo y la cachapa mixta de mi amiga, hacían que pensar en volver a la oficina no fuese el mejor plan, como seguro tampoco era el mejor plan de la pareja en la mesa de enfrente, ella mayor y él un galán que le conquistaba el corazón entre una bandeja de pollo y papas fritas. Todo eso mientras el mini fogón, al final del pasillo principal, nos hacía entender que había una carne asándose (muy cocida o término medio) con un olor que opacaba cualquier ruido que existiese en la transitada ciudad.

Tengo que confesar que lo que te traerá a la realidad es que en vez de arpa, cuatro y maracas, tendrás un hilo musical del reggaetón que está de moda. Pero eso se perdona porque, bueno, estamos en Caracas.

Las Tres Esquinas es especial por todo eso: porque es capaz de conectarte en un espacio y tiempo entre la comida, otros asistentes y tú.

 


 

Las Tres Esquinas
Final Av. Rómulo Gallegos, con 4ta. Av., Frente a Parque Cristal, Los Palos Grandes, Caracas.
Estacionamiento Pequeño con parqueros. Abierto las 24 Horas.

Fotos: Roberto Mata

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenido a Combina con una Polar